viernes, 29 de julio de 2011

El Grupo Lufthansa regresa a los beneficios de explotación en el primer semestre de 2011


La catástrofe en Japón y los disturbios políticos en el norte de África perjudican la evolución del negocio en los primeros seis meses / El Grupo confirma el pronóstico para 2011 y espera un incremento del volumen de negocio y los resultados respecto al año anterior.

El Grupo Deutsche Lufthansa AG ha obtenido beneficios de explotación al término del primer semestre de 2011. Estos beneficios, de tres millones de euros, se sitúan 174 millones de euros por encima del valor del ejercicio previo. Con ello, el resultado de explotación del Grupo ha sido positivo pese a los perjuicios resultantes del desastre de Japón y la inestabilidad política en el norte de África, reflejados en cifras millonarias, inferiores, de tres cifras. “Lufthansa se encuentra también entre las compañías aéreas rentables del mundo tras experimentar seis meses de serias dificultades. Estamos trabajando en todas las áreas de negocio para seguir aumentando la distancia respecto a nuestros competidores,” afirmó Stephan Gemkow, miembro del Consejo de Administración de Finanzas y Servicios de Aviación de Deutsche Lufthansa AG, con motivo de la presentación de los resultados. El resultado del Grupo, caracterizado por los efectos valorativos de IAS 39, ascendió a menos 206 millones de euros a fecha de 30 de junio, situándose así en 102 millones de euros bajo la cifra del año precedente.

Passenger Airline Group, el área empresarial con mayor volumen de negocio de la compañía, mejoró su resultado de explotación en comparación con el del ejercicio anterior a menos 239 millones de euros, con un superávit de 103 millones de euros. El incremento fue consecuencia de la mejora de las ventas y la estabilización de los ingresos promedio, así como de la actual modernización de la flota del Grupo y de la introducción de la Nueva Cabina Europea en las rutas continentales de la aerolínea, acompañada por una manifiesta reducción de los costes por unidad. Lufthansa Passage ha conseguido dar salida con éxito a esta capacidad reforzada en el tráfico europeo. Por el contrario, han resultado perjudiciales los acontecimientos ocurridos en Japón y el Norte de África, la presión de los precios en Europa y el alto coste de los carburantes, por lo que el Grupo, si bien ha experimentado una mejora operativa del resultado de explotación, se mantiene con un resultado negativo de menos 100 millones de euros. Por su parte, SWISS ha registrado un buen primer semestre y ha duplicado casi las cifras del año anterior con beneficios de explotación de 104 millones de euros. Austrian Airlines tuvo que afirmarse frente a un contexto claramente más complejo que el esperado a comienzos de año y obtuvo un resultado de explotación negativo de 64 millones de euros. De modo similar ha ocurrido con bmi, que al término del primer semestre registró pérdidas operativas de 120 millones de euros. Autrian Airlines y bmi son las áreas del Grupo más afectadas por las consecuencias de los sucesos de Japón y el norte de África. En cuanto a Germanwings, consignó un resultado operativo de menos 46 millones de euros.

En el área de negocio de logística, Lufthansa Cargo generó beneficios de explotación por valor de 133 millones de euros, un resultado sólo ligeramente inferior a la cifra récord del ejercicio anterior. Lufthansa Technik logró, por su parte, un resultado operativo de 106 millones de euros. Y en cuanto al área de negocio IT-Services, el resultado de explotación, que ha ascendido a seis millones de euros, se encuentra algo por debajo de valor del año anterior debido a los costes de reestructuración. En el área empresarial de Catering, LSG Sky Chefs se benefició del aumento en la cifra de pasajeros obteniendo un superávit de explotación de 21 millones de euros, claramente superior al del ejercicio anterior.

Respecto al resto del ejercicio, el Grupo parte de un mantenimiento positivo de la demanda y del volumen de ventas y estima probable una recuperación de la situación en Japón. Lufthansa continúa viendo sus desafíos en el alto precio del petróleo y la presión de la competencia en algunos mercados, a lo que las sociedades del Grupo quieren hacer frente en parte con ambiciosas medidas para el aseguramiento de los resultados o de reestructuración. Partiendo de la mejora de resultados en este primer semestre del año y de la expectativa de un desarrollo positivo del negocio en los próximos seis meses, el Grupo ha manifestado hoy la confirmación de sus perspectivas para el conjunto del ejercicio. De este modo, la empresa mantiene en sus cálculos para 2011 un incremento de la cifra de negocio y de los resultados de explotación frente a los datos del ejercicio anterior.

El primer semestre de 2011 en cifras:
La cifra de negocio del Grupo Lufthansa ascendió en el primer semestre de 2011 a 14.100 millones de euros, un 11,4% más que en los primeros seis meses del año anterior. Los ingresos por transporte han aumentado en un 13,7% hasta llegar a 11.600 millones de euros. En conjunto, el rendimiento por explotación del Grupo se ha incrementado en el período de referencia hasta 15.400 millones de euros, lo que supone un superávit del 9%.

Los costes de explotación han aumentado en el primer semestre en un 7,3 % hasta alcanzar los 15.300 millones de euros. Una razón relevante para ello han sido los gastos de combustible, que se han elevado en 598 millones de euros, hasta un total de 3.000 millones de euros. Esta cifra equivale a un aumento dependiente del precio y la cantidad del 24,6%. En esta suma se contempla ya un resultado positivo de aseguramiento de precios de 434 millones de euros. Las tasas se situaron, condicionadas por el incremento, en un 17,8% por encima del valor del ejercicio anterior.

El Grupo Lufthansa ha obtenido un beneficio de explotación de tres millones de euros, con un incremento de 174 millones en comparación con las cifras del ejercicio anterior. El resultado del Grupo ha ascendido a menos 206 millones de euros. En el ejercicio anterior, este resultado arrojó un déficit de 104 millones de euros. Conlleva un efecto valorativo negativo que resulta de la variación de valores actuales de coberturas de IAS 39. El resultado por acción asciende a menos 0,45 euros.

Lufthansa ha invertido 1.400 millones de euros en el período de referencia. De ellos, 1.200 millones correspondieron a la ampliación y modernización de la flota. El flujo de caja y explotación ascendió a 1.700 millones de euros, la caja operativa generada (flujo de caja de explotación menos inversiones netas) supuso 857 millones de euros. El Grupo continuó reduciendo hasta el final del primer semestre de 2011 el endeudamiento de crédito neto hasta los 1.400 millones de euros. La cuota de capital propio bajó del 28,4% al 26,5% en comparación con el balance anual de 2010.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada