miércoles, 20 de octubre de 2010

Beneficios para la Salud de un Área Wellness

 
 
El estrés se ha convertido en uno de los principales problemas para la salud en las sociedades desarrolladas. La causa: nuestro frenético ritmo de vida. Largas horas frente al ordenador, reuniones, el tráfico, las prisas, las labores domésticas, el cuidado de los hijos… A veces resulta complicado compaginar todas las tareas de nuestra rutina diaria. En este contexto, ha surgido con fuerza una nueva cultura basada en el bienestar y el cuidado personal, en la que los spas ocupan un lugar destacado.

La relajación y los efectos beneficiosos para el cuerpo y la salud son valores altamente preciados en la sociedad actual, que ante el aumento del stress pero también ante el incremento del tiempo libre, ha encontrado en el wellness la mejor opción para combinar ocio y salud. Disfrutar del bienestar de las instalaciones de un área wellness y obtener los resultados óptimos de relax y bienestar que exige el usuario, está directamente relacionado con el circuito que llevemos a cabo al utilizar los diferentes equipamientos, y saber aprovechar al máximo los efectos que nos proporcionan los contrastes de temperaturas que activan la circulación sanguínea, regeneran la piel, y producen efectos saludables a la vez que relajantes, en nuestro organismo.

De esta forma, podemos distinguir áreas de calor y áreas de frío, donde los usuarios pueden experimentar una excelente combinación de placer, La combinación de temperaturas es muy beneficiosa para nuestra salud.

ÁREAS CÁLIDAS En esta zona, el calor es el protagonista. Algunos de los equipamientos estrella que pueden ayudar a la terapia del calor en el usuario son:

-LAS SAUNAS. Proporcionan un efecto beneficioso de tonificación y relajación para el cuerpo, y ayuda a combatir multitud de enfermedades (de tipo cutáneo, respiratorio…), ya que despiertan en nuestro organismo un mecanismo de acción muy positiva. Con la alta temperatura, aproximadamente de 90º y el grado de humedad relativa, inferior a 20º, se consigue una excelente transpiración de la piel y en consecuencia una limpieza de la piel importante gracias a esta transpiración.

Con el banyo de sauna se ponen en marcha una serie de mecanismos complejos que provocan efectos muy positivos. En este sentido, cabría referirse a la adaptación del sistema cardiovascular, que trabajará a un ritmo más fuerte de lo normal provocando una "gimnasia cardiaca" (en condiciones normales resulta muy beneficiosa), así como toda una actuación importante del calor sobre las terminaciones nerviosas, que provocará importantes efectos antiestrés y de sedación.

La hidroforesis, u obertura de los poros de la piel, gracias a la cual saldrán a la luz todas las toxinas que se forman detrás de la red vascular, eliminándolas por completo, será otro de sus beneficiosos efectos. También el calor es un excelente anti-inflamatorio y, combinado con un aceite de acción terapéutica, puede actuar con una función fludificante muy positiva para los bronquios y para el sistema respiratorio general.

Para terminar el proceso y conseguir el efecto de relajación que provoca el contraste de temperaturas, se aconseja una ducha de agua fría.

Se recomienda tomar sauna  dos o tres veces  a la semana entre un periodo de 8 a 10 minutos. Asimismo, es conveniente que el saunista salga de la sauna y tome un baño de agua fría, no cometa abusos y, cuando finalice, se tome su tiempo de relax.

- El BAÑO DE VAPOR. A temperaturas suaves 45ºC y humedades relativas del 100% son ideales para el aparato respiratorio. El baño de vapor favorece la circulación de la sangre y regenera la piel. Además, relaja los tejidos musculares, abre los poros y activa el funcionamiento de las glándulas y del sistema circulatorio y nervioso. Suele acompañarse de esencias aromáticas y se construyen en materiales  prefabricados dotándoles de diseños especiales y atractivos para aumentar la sensación de relajación y bienestar; es muy importante la circulación del aire para conseguir la atmósfera de niebla adecuada. También es una de las partes que componen el HAMAM, en la cual el nivel de humedad es mucho más alto que en el resto. Además, el hamam incluye una zona para masaje exfoliante, una zona de agua para refrescar, y una zona central con bancos calientes para el relax y la tertulia.

Conocemos ya las propiedades terapéuticas y medicinales de la sauna y del baño de vapor. al poder de ambos equipamientos pueden añadirse los diferentes accesorios que potencian algunos beneficios determinados. Estos son:

- CROMOTERAPIA: A los colores se les atribuye una magia especial. No hay nada místico en afirmar que cada color despierta un estado anímico distinto. La energía se alimenta de la luz roja; la sonrisa nos aborda en los entornos amarillos; la relajación nos sobreviene con el verde; y los sueños nos invaden con el color azul. La sauna constituye un espacio único para percibir cada uno de estos efectos en su plenitud. Los colores van alternándose, creando tonalidades totalmente nuevas.

- CIELO ESTRELLADO: con él se puede encontrar la tranquilidad simplemente mirando a este singular techo y dejando la mente en blanco. Sin embargo, el usuario también puede entretener la vista. Este accesorio de diseño consiste en decenas de leds instalados en el techo de la cabina, los cuales se van encendiendo y apagando suave y asimétricamente, originando de este modo una constelación de sensaciones.

- Oxigenoterapia: Es un sistema de oxigenación de uso especial en saunas. El usuario sólo debe colocarse delante de una de las tomas e inspirar oxígeno con la boquilla hasta que experimente una sensación de relajación absoluta. Este impulso energético se recomienda de forma muy especial a partir de los 35 ó 40 años, debido a que constituye una ayuda notable en todos los aspectos de la vida diaria, dado que oxigena nuestro cuerpo por dentro y por fuera.

De esta forma, si unimos el valor curativo de la sauna o del baño de vapor al de las terapias citadas anteriormente, podemos hacernos una idea de la eficacia que estos equipamientos tienen sobre nuestra salud física y bienestar emocional. Otros equipamientos de las zonas de calor son:

- MUD BATH se trata de una original cabina, adaptable al gusto y necesidades del cliente, en la cual el usuario realiza, impregnado de barro, un baño de vapor con aromas esenciales. Existe una ducha especialmente colocada encima del usuario que, finalizado el período de tratamiento, elimina  el barro que cubre el cuerpo. Consiguiendo así, efectos relajantes muy positivos y una piel más limpia y cuidada.

- ZONAS DE RELAX y las tumbonas térmicas, se han convertido en el elemento ideal en las áreas wellness. Tienen un sistema de calefacción eléctrico o con agua y un diseño ergonómico. Dicho sistema ha sido estudiado para que se adapte perfectamente al cuerpo. Permite que el usuario pueda disfrutar, principalmente, en su zona lumbar, de los saludables beneficios. La temperatura llega a todas las zonas que se encuentran en cómodo contacto con la superficie de la tumbona, consiguiendo un efecto muy relajante.

ÁREAS DE HIDROTERAPIA. El agua como elemento relajante  o tonificante.  Después de utilizar cualquiera de estas instalaciones, o alternando sesiones entre ellas, con frío y calor, se aconseja también utilizar el agua como elemento relajante hablando en términos de HIDROTERAPIA. De esta forma, entenderemos por hidroterapia el proceso terapéutico consistente en el tratamiento de todo el cuerpo o de algunas de sus partes con agua, a diversas temperaturas. En las áreas de wellness podemos encontrar diferentes equipamientos que utilizan el agua a diferentes temperaturas, como elemento relajante.

- CAMINOS DE SENSACIONES son instalaciones que simulan un río de agua con guijarros (pequeñas piedras de cantos redondeados) en el suelo.  La profundidad máxima es de 40 a 50cm.  y se suelen construir dos: uno de agua fría a unos 14ºC,   y otro de agua caliente a unos 38ºC. Además pueden tener una contracorriente para ejercitación de la musculatura, y acentuar el efecto de masaje en la parte inferior de las extremidades, para activar la circulación sanguínea.

- PISCINAS LÚDICAS donde el aire, el agua y la temperatura, se combinan para conseguir masajes y burbujas de efecto relajante y tonificante en el baño. Las pequeñas burbujas y la cálida temperatura (de alrededor de 36ºC) ofrecen un eficaz masaje a todo el cuerpo, mejoran la tensión muscular y calman el sistema nervioso. Ello, sin duda alguna, explica por qué los spas de hidromasaje sean tan populares e imprescindibles en todos los centros wellness y, cada vez, estén más solicitadas en centros de estética. Estos últimos actualmente buscan una mayor especialización, así como ofrecer a sus clientes salud y relax.

Otras nuevas formas de relax que también utilizan el agua y el contraste de temperaturas, son las BAÑERAS DE HIDROTERAPIA que, de dimensiones más reducidas que las minipiscinas, proporcionan agradables masajes,  con luces de colores o música. Situadas en las zonas de tratamientos especiales y, para aumentar su efecto relajante, pueden añadirse algas, aceites o esencias aromáticas. Sus efectos ayudan a cuidar y mejorar nuestro cuerpo. Algunas son ideales para tratamientos cosméticos integrales, ayurveda, masajes con piedras calientes, fangoterapia, talasoterapia, baños de aceites esenciales….

ÁREAS FRÍAS. Todos sus aparatos proporcionan un contraste de temperatura que activa la circulación sanguínea, regeneran la piel y producen efectos relajantes, a la vez que saludables, en nuestro organismo.

Dentro de las áreas frías también cabría una parte de la Hidroterapia, pues hay que tener en cuenta la función de las duchas como complemento a estos equipos, y que proporcionan las sensaciones de relajación optima, cuando las utilizamos a temperaturas frías después de realizar una sesión de sauna o baño de vapor.

- DUCHAS DE SENSACIONES. Ideal para revitalizar el cuerpo, es una combinación de diversos efectos de agua, luz y aroma, donde los usuarios pueden escoger entre una lluvia tropical o una ducha ártica, incluyendo la cromoterapia y la musicoterapia, u otras como la ducha Vichy o la ducha Kneipp, cuyo uso se aplica a tratamientos muy específicos de hidroterapia.
- CABINA DE NIEVE. Con un original diseño, tiene las paredes realizadas con rocas artificiales, invitando al usuario a refrescarse en un entorno frío. El contacto con ésta fortifica la mente y el cuerpo e invita a tomar otra sesión de sauna o cualquier otro equipamiento de calor. A este respecto,  la instalación va produciendo más nieve según los niveles de temperatura que se desea alcanzar. La cabina de nieve está totalmente cubierta por una fina capa de nieve que puede funcionar todo el año. La iluminación indirecta y la entrada de luz suave a través de sus ventanas crean una atmósfera sumamente encantadora, además de ofrecer una visión muy espaciosa en su interior. El contacto con la nieve, y su efecto de contraste térmico con la sauna, sirve para reactivar el sistema cardiovascular del usuario. Este original equipamiento está realizado con una cuidada técnica, pudiéndose instalar en un espacio reducido de tan sólo 12 metros cuadrados.

Finalmente, se pueden completar las instalaciones de wellness con equipos de estética, gimnasia, masajes, entre otros. Todos ellos, en función del espacio disponible y las características del hotel, centro deportivo, balneario, spa o centro de estética donde se haya proyectado el área, y los servicios más o menos especializados que se quieran ofrecer al cliente.

WELLNESS Y ESTÉTICA,  YA DE LA MANO

Por todo lo expuesto y, ya vistos los múltiples beneficios del Wellness en el organismo, esta cultura en favor del relax, la salud y el bienestar, se ha convertido en un concepto difícil de separar ya de los principios de la estética. No podemos olvidar que Wellness y estética, son dos términos que cada vez adquieren más importancia social en el tiempo de ocio y el cuidado del cuerpo y la salud, con objetivos similares.

Cabe añadir que las grandes áreas Wellness, incorporan como complemento a los diferentes equipos que las componen, áreas especializadas en tratamientos de estética, para que el usuario encuentre una opción más al relax, la salud y el bienestar; mientras que en los centros de estética sucede a la inversa y, las instalaciones hasta ahora con espacios dedicados exclusivamente a los tratamientos de belleza y estética, están incorporando por exigencias del usuario habituado a encontrar estos servicios, equipos directamente relacionados con el Wellness, como saunas, baños de vapor, o bañeras y camillas para tratamientos. De esta forma, el usuario puede disfrutar de un masaje después de una sauna o un circuito termal, o de una terapia determinada para su piel y así poder alcanzar una auténtica sensación de relax y  aliviar las tensiones diarias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada