jueves, 9 de febrero de 2012

Los pilotos de Air Nostrum consideran abusivo aplicar otra vez un ERE suspensivo



- Los EREs parecen ser la única solución de la compañía para garantizar la viabilidad de la empresa.
- Los pilotos ven desproporcionado el porcentaje de afectados del colectivo de pilotos frente al resto de trabajadores.
- SEPLA considera que la resolución del ERE debería tramitarse en Madrid en vez de en Valencia.

La compañía regional Air Nostrum ha presentado este martes un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) ante la Dirección de Trabajo que afectará a los 1.800 trabajadores de la empresa. La duración de este ERTE se alargaría por un periodo de dos años con el objetivo de reducir un 10% la masa salarial, según la compañía.

Desde SEPLA se considera abusivo aplicar de nuevo un ERE suspensivo que además se presenta días después de finalizar la aplicación de otro ERE suspensivo durante dos años. Éste se presentó como única solución para garantizar la viabilidad de la compañía. `Acabamos de salir de un ERE suspensivo y ya nos quieren aplicar otro. Da la impresión de que la compañía no sabe buscar otras fórmulas para la viabilidad de la empresa -lamenta un delegado sindical de SEPLA en Air Nostrum- más aún cuando desde esta sección sindical se han formulado propuestas que no suponen carga al erario público y que conseguían aproximadamente el mismo ahorro´.

SEPLA ve desproporcionado el porcentaje de pilotos afectados por este ERE, muy superior al del resto de colectivos. Así, mientras la compañía plantea una reducción total de la masa salarial de un 10%, la reducción en las retribuciones de los pilotos alcanzaría el 25%.

La documentación presentada por la compañía expone que el grueso de la plantilla de trabajadores se encuentra en Valencia (un 80%), con prácticamente todos los pilotos en su sede central. Sin embargo, la realidad es que menos del 50% de los pilotos tienen base en Valencia mientras que el resto está repartido por el territorio nacional.

La compañía aérea regional española y franquiciada de Iberia cerró 2011 con 4,8 millones de pasajeros y unas pérdidas de casi 10 millones de euros. En 2009 ya se aprobó otro ERE suspensivo durante dos años. Ahora ha iniciado un plan de ajustes que contempla dejar 15 aviones en tierra y el abandono de las rutas menos rentables.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada