jueves, 5 de mayo de 2011

Six Senses Laamu se inaugura en Maldivas



Ubicado en un atolón virgen, el nuevo resort está compuesto por 97 villas de lujo y ofrece numerosas propuestas de ocio.
 
Six Senses Laamu abre sus puertas para continuar la filosofía de respeto del medio ambiente, la integración con la cultura y la tradición locales y el cuidado integral del cuerpo y de la mente.
 
Una isla virgen. Arena blanca. Palmeras. Agua cristalina. Delfines jugueteando y arcoíris de peces brillando en el arrecife de coral. Bienvenidos a Six Senses Laamu, el nuevo resort de la cadena que se ha inaugurado en la isla de Olhuveli, en las profundidades del Océano Índico.

Six Senses Laamu es el único resort sobre el inexplorado atolón de Laamu, que se encuentra a 150 km del ecuador. Para llegar a este paraíso aislado del mundo se tarda tan sólo 40 minutos en vuelo des del aeropuerto de Malé o bien 20 minutos en lancha motora. Siguiendo su filosofía de protección del medio ambiente, Six Senses ha diseñado un resort usando materiales locales y sostenibles y adaptándose al medio con el propósito de minimizar su impacto sobre la excepcional belleza natural de la isla. El nuevo resort es un paraíso virgen, listo para ser  descubierto.



Las 97 villas que componen Six Senses Laamu han sido cuidadosamente diseñadas para integrarse en la naturaleza. Se mimetizan con el entorno recostándose sobre la playa entre exuberantes campos, vegetación tropical y sobre la clara y profunda laguna. Cada villa es totalmente privada tal y como destaca la filosofía de Six Senses, que aboga por el profundo y exclusivo confort y por amplios y despejados espacios.

Además de paz y tranquilidad, Six Senses Laamu también ofrece mucha diversión. Cerca de la tranquila y clara laguna se encuentra un paraíso para los surfistas, con su majestuosa ola “ying-yang” rompiendo sobre el arrecife. Se puede practicar el surf, con tabla o con kite, también hacer submarinismo, clases de buceo o ski acuático en la Ocean Dimensions Diving School. El arrecife de coral de Laamu es increíble, diverso y sumergirse en sus prácticamente inexploradas aguas se convierte en una experiencia visual única. Se pueden concertar viajes en barco para bucear, nadar, esquiar o hacer submarismo, hacer un picnic en la arena diariamente o visitar un diminuto pueblo de pescadores en el recóndito y misterioso lago cuyo fondo se asemeja a un brillante y negro espejo.

Cuando cae la noche, Six Senses Laamu renace. El Chill Bar está construido sobre el agua en varios niveles y ofrece una amplia e internacional oferta de cócteles, todos ellos preparados por el primer coctelero de las Islas Maldivas que pertenece al resort. Inspirados en recetas originales del trópico y en el mundo de los intrépidos exploradores del siglo pasado, los cócteles te transportan a otra época con sus sabores y texturas. Ingredientes locales y frescos se mezclan para aportar un sabor totalmente original. Una vez que la increíble y hermosa puesta de sol acaba, el ritmo relajado del jazz deja paso al blues, a las actuaciones de artistas o a dj’s que hacen vibrar los cuerpos en movimiento mientras que la elegancia de un piano de madera invade todo el espacio.

La bodega de vinos “Altitude” se encuentra a 6,4 metros en una torre de cristal sobre el mar y contiene los caldos más delicados. Verlos y probarlos es una experiencia única. En el restaurante Longitude, situado en el acantilado, se sirven ensaladas, pescados frescos y pastas así como menú a la carta que cambia diariamente. La Hoja, el restaurante de cocina orgánica, está ubicado por encima del jardín natural y sirve platos diseñados con productos frescos recolectados tan sólo unas horas antes de ser servidos. Creciendo en el jardín hay diferentes tipos de árboles de papaya y el huerto de chili ofrece la posibilidad de reservar una mesa para fiestas privadas.

El salón Chai ofrece una cuidada selección de tés, cafés y pasteles de todo el mundo; y para saborear momentos dulces, el resort cuenta con Ice, un lugar donde poder degustar crepes y más de 40 sabores diferentes de helados artesanales con sus incontables dulces añadidos. El taller de chocolate elabora bombones de seductores sabores como cilantro, chili, pimienta negra, mango así como caramelo, café o coco.

El Spa Six Senses está ubicado bajo cuatro nidos de mimbre, dos al lado del mar y dos entre frondosos árboles. El Spa ofrece tratamientos asiáticos que se combinan con otros más específicos que utilizan ingredientes propios de las Maldivas y todos ellos los realizan terapeutas expertos cuya filosofía basada en el bienestar, en la relajación y en los masajes holísticos y rejuvencedores se aplica con mimo y cuidado. El pabellón de yoga se asoma al mar para disfrutar de la belleza del amanecer y se basa en el arte de la gimnasia kinésica. Y tanto si se va para relajarse o para practicar ejercicio, el bar del spa ofrece una sana y exclusiva recompensa.

Los niños no se olvidan y están más que bienvenidos en Six Senses Laamu. Se les ha diseñado especialmente para ellos un refugio de juegos único cuya diversión y aprendizaje está garantizada, siempre bajo supervisión. El rincón para los más pequeños tiene unas magníficas vistas al mar, una zona especial para pintar y su propio y pequeño restaurante situado alrededor de un palmeral.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada