jueves, 21 de febrero de 2013

La calidad de los hoteles españoles resiste a la crisis, según HOTELSqualityIndex



- Es la primera vez, desde que se empezó a calcular este índice, que los hoteles españoles alcanzan el nivel de competitividad; al conseguir, en los dos últimos trimestres del 2012, una puntuación igual o superior a 8 sobre 10.
- Los hoteles españoles alcanzaron, en 2012, un promedio de 7.9, lo que supone un incremento de 0.6 puntos respecto a la nota anual alcanzada en 2011 en este índice, que mide, a partir de cinco criterios, cuatro variables ligadas a la experiencia percibida y una vinculada a las recomendaciones de los clientes.

Los clientes perciben que la oferta hotelera española es competitiva, según HOTELS qualityIndex 2012, cuyos datos muestran que calidad de los alojamientos de nuestro país resiste a la complicada situación que atraviesa la industria turística; de hecho, en los dos últimos trimestres del 2012, los hoteles españoles alcanzaron una puntuación igual o superior a 8, equivalente al nivel de competitividad de este índice.

Se trata, por tanto, de la primera vez en tres años, cuando se empezó a elaborar este estudio, que la oferta hotelera española consigue el nivel de competitividad; de esta forma, en el tercer trimestre de 2012, obtuvo una puntuación de 8 puntos, y en el cuarto trimestre de ese año, se incrementó hasta el 8.1.

Según HOTELS qualityIndex, los alojamientos españoles alcanzaron, en 2012, un promedio anual de 7.9, lo que supone un incremento de 0.6 puntos respecto a la nota anual alcanzada en 2011 en este índice. Un resultado mayor a 8 en los indicadores y el índice, se considera competitivo, y un resultado por encima de 9 es de excelencia.

Este informe, elaborado por HOTELS quality y Nebrija Business School, en colaboración con ITH y la Federación Española de Hostelería (FEHR), evalúa cinco factores, claves para elaborar el índice de calidad, cuatro de experiencia percibida (Atención, Instalaciones, Limpieza, Relación Calidad-Precio), que responden a las dimensiones de la calidad universalmente aceptados; y un factor de reputación (Recomendación del Hotel). Todos estos criterios se miden a través de indicadores calculados a partir de la evaluación de los clientes en las encuestas.

Valoración global en niveles de excelencia:
Atendiendo a los cinco criterios evaluados (Atención, Instalaciones, Limpieza, Relación Calidad-Precio, y Recomendación del Hotel), es precisamente la valoración global de la experiencia y la intención de comunicarla el indicador promedio anual que alcanza una puntuación más alta, de 9.4, que se sitúa en el rango de excelencia.

Tras este criterio, la atención y la limpieza son los mejor valorados por los clientes, con un promedio anual de 8.3 y 8.1, respectivamente. Las instalaciones de los hoteles aún no se consideran competitivas, y sólo obtienen un  7.4 de promedio anual, aunque es el segundo aspecto que más ha mejorado durante el 2012, tras la relación calidad-precio, que aumentó 1.3 puntos sobre el promedio alcanzado en 2011.

Pablo Fernández, socio director de HOTELS quality, explica que esta mejora en la percepción calidad-precio en la oferta hotelera española responde “al esfuerzo de los hoteles españoles por innovar, mejorando productos y servicios para hacerlos más atractivos para los clientes, lo que el cliente reconoce como elemento que aumenta la competitividad”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada