lunes, 6 de agosto de 2012

El beneficio neto de Meliá se incrementa un 24%, superando las expectativas del mercado



- El RevPAR mantiene una saludable evolución, creciendo un 8,5% en el periodo –explicado por la mejora de precio- y una tendencia positiva.
- Meliá.com incrementó sus ventas en un 34,3%.
- La demanda exterior, apoyada por la fuerte internacionalización de la Compañía, que representa ya un 80% del Beneficio Operativo,  soslayó la debilidad de la demanda en España.
- La evolución de los principales mercados apuntan a una buena temporada de verano, que se mantendría durante el ejercicio, a excepción de los hoteles urbanos de España, incluídos en un severo Plan de Contingencia.

Meliá Hotels International presentó hoy sus Resultados correspondientes al primer semestre de 2012, en un marco en el que el Fondo Monetario Internacional revisó a la baja sus previsiones de crecimiento. En el sector turístico, instituciones como el World Travel and Tourism Council también habrían revisado ligeramente sus previsiones a nivel internacional, si bien el segmento vacacional mantiene su fortaleza, que en el caso de España se ha concretado en un incremento del 2,9% en las llegadas de viajeros internacionales y del 5,6% en el gasto, con incrementos significativos tanto en los principales mercados emisores como Alemania o Francia, como en mercados emisores alternativos como los Estados Unidos y Rusia.

En este contexto, la Compañía destaca su positiva evolución durante los primeros seis meses del año, con un EBITDA consolidado de 105 millones, lo que representó un incremento del 0,2%, respecto al mismo periodo de 2011. Esta evolución se vió afectada sin embargo por una menor contribución de la División de Real Estate (38 millones en 2012 frente a 43,2 en 2011) y por la no titulización del portfolio de clientes de Club Meliá en el primer semestre de 2012, operación que en  el mismo periodo de 2011 permitió ingresar a la División €3,5 millones. Si se excluye el efecto de estos dos factores, el EBITDA se incrementa en un 15,5%, mientras el margen de EBITDA mejoraría en 121 puntos básicos. El Beneficio Neto ascendió a 10 millones de euros.

Estos resultados se explican por el buen desempeño de la actividad hotelera que ha visto cómo el RevPAR (ingreso medio por habitación) se incrementaba en un 8,5%, destacando la aceleración del segundo trimestre del año y su saludable crecimiento, atribuíble en gran parte a una mejora de los precios (+11,1%). La progresión del RevPAR en un dígito medio prevista para la División Mediterráneo en el tercer trimestre, junto con la fortaleza observada por Latinoamérica, apuntarían a mantener esta evolución en el tercer trimestre.

La tendencia durante el segundo trimestre continuó evidenciando la dualidad de la situación dentro y fuera de España, con una evolución del negocio a dos velocidades: el buen nivel del Caribe, gracias a la positiva evolución del negocio tanto vacacional como de empresa, especialmente de grupos. En las Ciudades Europeas, Meliá observa una evolución positiva teniendo en consideración la fuerte demanda en Ferias y Congresos, sobre todo en Alemania, los Juegos Olímpicos en Londres, y los cambios en la segmentación de algunos hoteles-clave hacia un mayor peso de las cuentas corporativas. Respecto a España, la Compañía prevé una positiva evolución especialmente en las Islas Baleares y la costa peninsular, ya verificada en los meses de junio y julio y atribuible al comportamiento de los mercados emisores europeos, que compensaron la debilidad de la demanda del mercado español. Meliá se anticipó a esta situación trabajando en una nueva segmentación geográfica de la clientela, logrando un incremento muy considerable de los mercados actualmente más dinámicos del centro y este de Europa, y en especial, de Rusia y los Países Escandinavos.

De manera especial, la Compañía destaca la satisfactoria evolución de dos parámetros, el volumen de ventas a través de Meliá.com, que supera en un 34,3%  al registrado en 2011, y el Programa de Fidelidad, que pasó de los 2,5 millones de clientes regulares al cierre de 2011 a 2,7 millones. En la actualidad un 25% de las estancias corresponden al programa de fidelidad de Meliá.

Por Divisiones, en América el RevPAR creció un 25,5%, registrando una mejora en los resultados del semestre atribuíble a la mejor situación del consumo en Norteamérica,, el mejor desempeño del segmento MICE, las crecientes llegadas procedentes de mercados latinoamericanos, y el aumento de llegadas desde Europa al Caribe. La Compañía registró sus mejores cifras en los hoteles de la República Dominicana y en México, destacando la evolución de los hoteles en Cancún y de los dos nuevos Resorts Paradisus La Perla y Paradisus La Esmeralda en Playa del Carmen.

En la División EMEA el RevPAR creció un 4,7%, gracias a la mejora en un 5,1% en los precios. Por países, Francia registró el mejor rendimiento, seguida por Alemania con una fuerte actividad del segmento MICE. En Reino Unido, el Meliá White House registró un aumento del RevPAR del 6% ayudado por el efecto del tipo de cambio, mientras que en Italia, la Compañía está llevando a cabo algunos planes de acción a fin de adaptarse al entorno económico y minimizar su impacto sobre la cuenta de resultados.

La División Premium Europe registró una mejoría en el precio medio por habitación del 3,9%, si bien el RevPAR se redujo un 1,2%. El mejor desempeño se observó en aquellos hoteles con mayor exposición al segmento de negocios internacionales y en los más híbridos entre el segmento de negocios y de ocio como el Gran Meliá Fénix (Madrid) o el Gran Meliá Victoria (Palma) y se destaca la positiva contribución del recientemente inaugurado hotel Gran Meliá Roma. Respecto a los hoteles vacacionales, los mejores resultados se registraron en los más orientados hacia la clientela internacional como el Gran Meliá Don Pepe en Marbella y el Meliá de Mar en Mallorca, con un exitoso posicionamiento “solo para adultos”.

El resto de resorts españoles (División Mediterráneo) registraron durante el segundo semestre una mejora coincidiendo con la apertura de la mayoría de hoteles de Baleares y la costa peninsular. En el conjunto del año, esta División acumula un descenso en la ocupación, si bien los precios se ajustaron al alza, registrando el RevPAR un descenso medio del 1,2%. Canarias registra un desempeño inferior al ejercicio 2011, al verse la comparación distorsionada por el efecto, muy intenso en 2011, de la Primavera Árabe. Las ciudades españolas (División España Urbano) se siguen viendo afectadas por la débil demanda, sobre todo de negocios, registrando una caída del RevPAR de -2,4%. En el marco del Plan Estratégico 2012-2014, la Compañía ha implementado un Plan de Contingencia en España que recoge actuaciones como la desafiliación de hoteles de bajo rendimiento o que no aportan valor a la marca, y la renegociación de contratos de alquiler con un mínimo garantizado, entre otras.

Expansión internacional y “pipe-line”:
Como ya resaltó en junio el Presidente de Meliá Hotels International durante la Junta General de Accionistas, la estrategia de negocio de la compañía fundada hace mas de 56 años gira en estos momentos en torno a la internacionalización de la misma, de manera paralela a una progresiva orientación de su modelo de negocio hacia un mayor componente “gestor”, al materializarse la expansión, de manera prioritaria, a través de fórmulas que la compañía denomina como “poco intensivas en capital” como el alquiler variable o los contratos de gestión o franquicia.

Los datos que apoyan esta orientación estratégica son claros: de los 31 hoteles actualmente firmados y en proceso de incorporación (pipe-line), con un total de 10.491 habitaciones, el 92% de las mismas pertenecen al segmento upscale y Premium, y el 100% han sido incorporadas mediante alquiler, contratos de gestión y de franquicia. El 90% de las nuevas habitaciones se incorporarán fuera de España, y el 54% de ellas lo harán en países emergentes. La compañía mantiene el equilibrio entre los hoteles urbanos y vacacionales.

Esta orientación es posible gracias al elevado nivel de madurez gestora alcanzado por Meliá, que se concreta en los valores añadidos que la compañía ofrece a las propiedades hoteleras como gestor, a saber: liderazgo global en ventas, programas de fidelidad, y estandarización de marcas, a lo que se añade la solidez financiera.

En cuanto a las aperturas realizadas hasta la fecha en 2012, Meliá ha inaugurado 5 nuevos hoteles (702 habitaciones), incluyendo los dos nuevos y exitosos complejos en Mallorca (Islas Baleares), la apertura del Meliá Dubai, el Marina Palace en Bulgaria y la apertura del esperado Gran Meliá Roma. En septiembre será inaugurado el espectacular ME London, un hotel del que se espera una importante contribución en el medio y largo plazo no sólo como emblema de la marca ME by Meliá, sino para toda la compañía. Diseñado por Foster & Partners y acompañado de marcas gastronómicas de primera línea como el neoyorquino “The ONE Group” el hotel es la apuesta por excelencia de la hotelería lifestyle del Grupo.

El proceso de internacionalización de Meliá se apoya así en la apertura de hoteles en los mercados-clave, pero también en un esfuerzo de los equipos comerciales por potenciar las ventas en mercados emisores alternativos; así, Meliá explica que gracias a ello ha conseguido soslayar la debilidad de la demanda interna en España, cuyas estancias han caído en torno al 9% acumulado hasta junio, con mayores ventas procedentes de países latino americanos – sobre todo México, Brasil y Argentina- y las procedentes de las principales capitales europeas – Francia y Alemania- y del mercado ruso.

Estrategia financiera:
En el apartado financiero, Meliá Hotels International destaca el cumplimiento de sus covenants financieros vinculados fundamentalmente a los préstamos sindicados,  manteniendo la confianza en su cumplimiento también de cara a final de año. En un marco conservador de gestión de deuda Meliá informó que cuenta con 405 millones de euros de liquidez, lo cual aporta a la Compañía una relativa tranquilidad para seguir trabajando de manera anticipada en la refinanciación de los principales vencimientos.

Meliá renovó durante el primer semestre la totalidad de sus pólizas de crédito con vencimiento en 2012,  evidenciando la confianza que las principales entidades financieras mantienen en la hotelera. En cuanto a la diversificación de las fuentes de financiación en la que trabaja la Compañía, Meliá destacó la creciente importancia de los mercados de capitales como un factor clave para prolongar los vencimientos y contribuir a una mayor exposición a los mercados internacionales, por ejemplo, a la financiación en dólares. 

La empresa recordó que, según la reciente valoración realizada por Jones Lang Lasalle, los activos de la compañía alcanzan un valor de 3.243 millones, mientras que tan sólo 13 de sus 63 hoteles en propiedad se encuentran hipotecados, por lo que Meliá tiene margen para obtener financiación respaldada por el valor de sus activos, y además, la rotación de activos contribuirá sin duda al progresivo desapalancamiento financiero de la Compañía (como acredita la reciente obtención de 76,5 millones por la venta del hotel ME Cancún) que persigue un modelo de negocio mas ligero en activos, o “ asset - Light.”

Meliá mantiene su objetivo de reducir su deuda neta por debajo de los 900 millones en el ejercicio, así como espera mantener el coste promedio de la misma en torno al 5% actual, e informó de que con respecto a las participaciones preferentes, la Compañía espera poder informar sobre la decisión tomada antes de concluir el año.

Sostenibilidad  y compromiso con el turismo responsable:
Meliá informa de que, en el marco de su proyecto SAVE, el nivel de eficiencia energética alcanzado por la mejora de los ratios de consumo se refleja en una reducción de las emisiones de CO2 por estancia en un 8,5%, y de agua en un 10,1. La Compañía mantiene un enfoque estratégico en este ámbito, y así, la Memoria de Sostenibilidad 2011 recientemente presentada, incluye por primera vez la medición de la huella de carbono de Meliá, que anunció recientemente la adopción del nuevo sistema de medición estandarizado de esta huella impulsado por  la WTTC para la industria hotelera a nivel internacional.

Asimismo, la Memoria incluye avances como el diseño del Código Ético de la empresa, la fijación de los compromisos con UNICEF o la colaboración con la Fundación ONCE mediante la firma del "Convenio Inserta" con el objetivo de mejorar la accesibilidad. La hotelera participó en dos iniciativas a nivel global con implicación de más de 100 hoteles: el Día Mundial del Medioambiente, promovida por las Naciones Unidas; y La Hora del Planeta, promovida por la WWF, ambas con muy buena acogida entre los clientes.

Dentro del ámbito reputacional, Meliá Hotels International destaca la renovación un año más de la certificación de “Compañía Hotelera de la Biosfera”, concedida por el Instituto de Turismo Responsable (ITR), y el reconocimiento obtenido en Brasil, donde la Cámara Oficial de Comercio Española otorgó por tercer año sus Premios de Sostenibilidad para las empresas españolas que operan en Brasil, entregando a Meliá Hotels International el premio en la categoría de "Contribuciones a la mejora en el desarrollo de las empresas" .

Previsiones para la temporada:
Meliá mantiene la confianza en una buena temporada de verano, especialmente en las Islas Baleares y la costa peninsular española. La situación de reservas hasta la fecha, considerando los principales tour operadores británicos y centro-europeos, y los canales propios, apuntan hacia un crecimiento de un dígito simple frente al mismo periodo del año anterior, y en cuanto al mercado emisor español, la Compañía espera superar los resultados de la temporada pasada gracias al desempeño de las agencias de viajes on-line y los canales de venta centralizados.

Especialmente reconfortante es la contribución a los resultados de la compañía de los dos hoteles vacacionales recientemente abiertos en Mallorca, Sol Wave House y Beach House, integrantes del proyecto de reposicionamiento de una zona madura de la costa suroeste de Mallorca, denominado “Calviá Beach Resort” en la que Meliá tiene 3.500 habitaciones; con la primera fase de este complejo finalizada, Meliá demuestra su compromiso por la innovación, la responsabilidad social y la sostenibilidad económica del modelo turístico, y obtiene a la vez una extraordinaria respuesta del mercado, garantizando unos resultados por encima de lo esperado.

La Compañía subrayó la subida del IVA turístico en España en septiembre, del 8 al 10% , como un factor cuya repercusión, en un escenario en que la hotelera asumiera el 100% del impacto, podría estar según sus estimaciones en torno a los 2,5 millones de disminución a nivel de EBITDA para todo el año 2012. A la vista de las actuales negociaciones de precios, la Compañía entiende que esta subida tendrá un impacto limitado sobre los niveles de la tarifa media. Respecto al resto de mercados, se espera una continuación de la tendencia positiva en América Latina y Caribe, explicada en parte por la fortaleza del segmento de Grupos, y también en Estados Unidos y Canadá, según los resultados de las negociaciones con los principales tour operadores. Las Ciudades Europeas proseguirán la fuerte evolución del negocio de Ferias y Congresos y recogerán previsiblemente, en el caso de Londres, el impacto positivo de la cita Olímpica.

En términos generales, Meliá prevé un escenario de crecimiento y maximización de  beneficio y márgenes en la arena internacional, mientras que para España, que aporta actualmente el 20% del Beneficio Operativo, prevé la aplicación de un control de costes aún mas riguroso en las oficinas corporativas, hoteles y negocio de Club Vacacional.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada