lunes, 10 de enero de 2011

Yemen visita FITUR en 2011



Yemen era, hasta hace un par de décadas, uno de los países más cerrados e inaccesibles del mundo. Este hecho ha permitido que la esencia tradicional de su gente, pueblos y ciudades haya resistido a las influencias de Occidente. Por eso, viajar hoy a Yemen supone un viaje en el tiempo en donde te encaras con la tradición y las costumbres más ancestrales de la península arábiga. Es un retorno a épocas en las que la ruta del incienso, el reino de Saba y el puerto de Moka en el Mar Rojo, que llegó a ser en el siglo XV el  puerto cafetero más importante del mundo, eran protagonistas. Descubrir las leyendas que encierran los muros de sus mezquitas, fortalezas y ruinas es, con toda seguridad, una magnífica aventura. Ven y descubre Yemen en FITUR del 19 al 23 de enero, tendrás ocasión de descubrir parte de todo lo que Yemen puede ofrecer.

Yemen es uno de esos países, cada vez más difíciles de encontrar, que se conserva con toda su autenticidad y libre del turismo de masas. Una tierra donde sus habitantes aún llevan “Jambiyas” (dagas curvas) en sus cinturones, los zocos están llenos de vida, y donde los extranjeros son todavía una novedad y son acogidos con calidez, curiosidad y genuina hospitalidad.

Situado en la península arábiga, Yemen ofrece paisajes asombrosos: más de 2.000 kilómetros de costa, arrecifes de coral, montañas, desiertos, y el mayor número de lugares Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO de toda Arabia, incluido el Archipiélago de Socotra, conocido como “las Galápagos del Índico”. Además, cuenta con ciudades cuya historia se remonta al siglo XI, y restos de dinosaurios de 250 millones de años. Además, el monzón, que ocurre dos veces al año, convierte al país en un vergel paradisíaco. Los antiguos Romanos conocían Yemen como “Felix Arabia”, debido a su favorable climatología, en contraste con el resto de la Península Arábiga, conocida por los mismos romanos como la “Deserta Arabia”.

Yemen ha reconocido el importante papel que, en el desarrollo económico y en los intercambios interculturales, puede tener el turismo, y por ese motivo se están realizando esfuerzos y dando pasos para promoverlo, haciendo especial hincapié en todos los atributos que forman este país; desde su cultura antigua y bien preservada, sus montañas, valles, desiertos hasta sus mares coralinos. Por otro lado, se está destinando grandes esfuerzos a minimizar los riesgos por motivos de seguridad a lo largo de todo el país. Los Ministerios de Turismo y de Interior están implementando conjuntamente una estrategia integrada de seguridad en todos los destinos turísticos.

Yemen conserva su identidad frente al proceso de globalización y homogeneización que nos rodea, y con un amplísimo abanico de tesoros naturales y culturales. Una alternativa única que ofrece una gran diversidad de posibles vacaciones para el viajero.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada