miércoles, 29 de diciembre de 2010

La OMT y Egipto refuerzan su cooperación



La OMT impulsa su colaboración con Egipto para fortalecer la competitividad del turismo en el país. Entre los ámbitos de cooperación figuran las nuevas normas de calidad para el alojamiento, la preparación de la cuenta satélite de turismo (CST) y el proyecto de turismo rural en Dahshour desarrollado gracias al Fondo para el logro de los ODM (F-ODM).

La cooperación en torno a las normas para el alojamiento responde al deseo expresado por Egipto de mejorar su sector hotelero aprovechando el significativo aumento de la inversión en el país y especialmente en la hostelería. La capacidad hotelera se ha incrementado en aproximadamente 7.000 habitaciones en el periodo de un año hasta alcanzar un total de 220.000 habitaciones. En el marco de esta asociación, la OMT ha impartido formación a un selecto grupo de auditores especializados, que llevan a cabo ahora auditorías de calidad en los establecimientos de alojamiento egipcios.

La OMT colabora también estrechamente con Egipto para mejorar su capacidad de medir la incidencia económica del turismo y proporcionar estadísticas de turismo coherentes y comparables a escala internacional gracias al fortalecimiento del proyecto de la CST. Con ello se podrán proporcionar pruebas que demuestren la significación económica del turismo, a la vez que se pone en evidencia su impacto social, su potencial y sus perspectivas de futuro. Por el momento, se han logrado avances en temas tales como la estimación del consumo turístico receptor, interno y emisor, el empleo en el sector turístico y los indicadores no monetarios.

Entretanto, el proyecto del F-ODM en Dahshour ayudará a fomentar el desarrollo del turismo rural mediante iniciativas de capacitación que promuevan el espíritu empresarial en las pymes turísticas, la formación de guías de turismo y la mejora de la capacidad nacional de proteger y gestionar los recursos arqueológicos y naturales de la zona. El proyecto está financiado por el Fondo para el logro de los ODM del Gobierno de España y se ejecuta en asociación con cinco organismos de las Naciones Unidas (PNUD, UNESCO, ONUDI, OIT y OMT) y cinco instituciones asociadas del Gobierno de Egipto, entre ellas el Ministerio de Turismo.

Estas iniciativas contribuirán a reforzar la posición de Egipto como uno de los principales destinos turísticos del mundo y a apoyar a un sector crítico para la economía egipcia. En 2009, el país recibió 12,5 millones de visitantes internacionales, lo cual generó 10.800 millones de dólares de los EE.UU. (7.700 millones de euros). En el periodo comprendido entre enero y noviembre de 2010, el número de visitantes de Egipto creció en un 18% y los ingresos alcanzaron los 11.500 millones de dólares, lo que equivale a un aumento del 16%.

Gran parte de este crecimiento ha sido posible gracias al fuerte apoyo prestado al sector en el país por agentes públicos y privados, que ha permitido el desarrollo de importantes productos históricos y naturales, entre los que destaca un proyecto de El Cairo para conservar todos los edificios religiosos, el desarrollo del ecoturismo en el oasis de Siwa (en el desierto occidental de Egipto) o la promoción de nuevos destinos como Marsa Alam y la costa septentrional.

El turismo constituye la fuente de divisas que más crece en Egipto y es también el principal generador de oportunidades de empleo. Para aprovechar mejor el potencial del turismo para crear puestos de trabajo, el Gobierno ha realizado importantes inversiones en recursos humanos. El Ministerio de Turismo, en cooperación con la Federación de Turismo de Egipto, ha estado llevando a cabo un intenso programa de formación de recursos humanos en el que han participado más de 100.000 alumnos. Entre otros cursos figuran los destinados a los conductores de vehículos turísticos. En este marco, se ha construido un centro de formación específico, el primero de este género en Oriente Medio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada