lunes, 11 de noviembre de 2013

Small Luxury Hotels of the World descubre las últimas tendencias del lujo en viajes, moda, restauración y tecnología




Según la nueva encuesta de Small Luxury Hotels of the World, SLH, las Maldivas son el destino vacacional más solicitado, Chanel la más popular entre las marcas de lujo, y unas lujosas vacaciones el artículo más deseado por encima de coches, joyas o ropa.

En esta encuesta, en la que han participado clientes de SLH de todo el planeta, Small Luxury Hotels of the World™ revela importantes tendencias en el sector del lujo, identificando hábitos de viajes y marcas predilectas y poniendo de manifiesto un cambio en el consumo del lujo en el último lustro.

Consumo del lujo:
Una mayoría abrumadora de los encuestados confesó haber aumentado significativamente el consumo de productos de lujo en los sectores de viajes (62 %), tecnología (62 %) y alimentación y bebidas (60 %) en los últimos cinco años. La adquisición de productos de salud y estética también ha subido en general pero de forma más moderada (51%).

El mayor auge en el consumo de productos de lujo en los últimos cinco años fue el experimentado por los encuestados rusos con casi el 90 % en los sectores de viajes y alimentación y bebidas, y un 80 % en el sector de las tecnologías. Dentro del sector de salud y estética, los resultados obtenidos en los mercados emergentes revelan un aumento en el consumo de este tipo de productos de lujo (64 % en Latinoamérica, 64 % en China y 86 % en Rusia).

Turismo de lujo:
A la hora de elegir un artículo de lujo, los encuestados se decantan por unas lujosas vacaciones (42 %), seguidas de una experiencia memorable (40 %), lo que pone de manifiesto la preferencia por estas opciones por encima de otros artículos de lujo tangibles como pueden ser los automóviles, las joyas o la ropa. No fue el caso de Canadá, donde un 58 % de los encuestados se decantaron por un coche de lujo.

En términos de destinos vacacionales favoritos, las Maldivas superó a todas las demás opciones (13 %), seguida de distintos destinos de Italia y Francia (12 y 11 % respectivamente). EE.UU. y Canadá fueron los únicos países de origen que no eligieron las Maldivas entre sus tres primeros destinos de lujo, decantándose en ambos casos más por destinos europeos, y particularmente por aquellos situados en el país galo (22 y 23 % respectivamente para EE. UU. y Canadá).

Cuando se trata de identificar los elementos más importantes de unas vacaciones, los encuestados valoraron por encima de todo la calificación de cinco estrellas y las experiencias auténticas (28 y 26 %). Canadienses y latinoamericanos, por su parte, restaron importancia a la calificación hotelera y enfatizaron en las experiencias auténticas (39 y 36% respectivamente), mientras que los encuestados británicos dejaron claro que el lujo no sería lujo si fuese discreto y seleccionaron en su inmensa mayoría los hoteles de cinco estrellas por encima de cualquier otro elemento. Cabe señalar que el factor más importante para los encuestados alemanes a la hora de elegir un hotel de lujo fue que les hiciese sentir «como en casa lejos de casa» (30 %), algo que también importa a chinos (27 %) y a latinoamericanos (22 %). Británicos y americanos son menos exigentes con este factor (10 y 11% respectivamente), quizás demostrando que encuentran menos dificultades para escapar de su rutina diaria. El servicio personalizado también apareció entre las opciones más elegidas entre los encuestados de Australia y América, con un 26 y 24 % respectivamente (superando el 17 % de la media).

Un complejo hotelero con playa apartado de la civilización es la idea que más personas tienen de unas vacaciones de lujo (43 % de los encuestados). No es el caso, sin embargo, de los latinoamericanos, a los que atraen menos las playas y más los hoteles céntricos y vanguardistas (36 % en comparación con la media del 16 %). El hotel ecológico influye en la selección de casi uno de cada tres encuestados estadounidenses (30 %), que dan preferencia a este tipo de alojamiento frente al 14 % de la media. Las mansiones rurales despiertan el interés de franceses, alemanes y británicos mientras que chinos y rusos prefieren, por encima de la media, centros de bienestar y spa.

En términos de inversión en viajes de lujo, el 84 % de los encuestados afirmó que no estaría dispuesto a gastar más de 2000 £ en una escapada de fin de semana. En China, el 55 % invertiría menos de 1000 £ en un fin de semana de lujo mientras que en el otro lado de la balanza, un tercio de los encuestados rusos no tendría ningún problema en superar los 2000 £ por un fin de semana de placer.

En Francia, un 63 % de los encuestados mostró una mayor disposición a invertir una suma superior a la media en una cena de lujo para dos, afirmando que no dudarían en gastar más de 200 £, en comparación con el 43 % de la media.

Marcas de lujo favoritas:

Cuando se pidió a los encuestados que especificaran sus marcas de lujo favoritas, franceses y británicos se mantuvieron fieles a sus países de origen. Los encuestados británicos optaron por Mulberry mientras que los franceses hicieron lo propio con Hermés, seguido de Louis Vuitton.

En general, las marcas francesas encabezaron la lista de marcas de lujo favoritas que lideró Chanel.

La encuesta, que se realizó en agosto de 2013 y contó con la participación de más de 800 clientes de SLH repartidos por todo el planeta, se elaboró con el objetivo de identificar los hábitos y deseos de los clientes de SLH. Con más de 520 hoteles de más de 70 países de todo el planeta, SLH se esfuerza por ofrecer la mejor diversidad y calidad de hoteles del mundo. Su inigualable cartera de productos ofrece a sus huéspedes auténticas experiencias de lujo, desde spas, a casas rurales, complejos con campos de golf, retiros a islas, santuarios urbanos, o casinos y parques naturales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada