jueves, 31 de mayo de 2012

LA ORGANIZACIÓN MARÍTIMA INTERNACIONAL APRUEBA LAS NUEVAS RECOMENDACIONES DE SEGURIDAD PROPUESTAS POR LA INDUSTRIA DEL CRUCERO


     



           Los miembros de CLIA y ECC ya habían comenzado a implementarlas  


  Referentes a la explicación de los planes de ruta, limitación de acceso al puente de mando,
  incremento de disponibilidad de chalecos salvavidas y al adelanto del simulacro de evacuación.

 La Comisión de Seguridad Marítima de la Organización Marítima Internacional (IMO) ha emitido una resolución por la que invita a los estados miembro a recomendar a las compañías de crucero bajo su Bandera que realicen una revisión exhaustiva de sus medidas de seguridad a bordo. Esta recomendación, se basa en la propuesta realizada por parte de la Asociación Internacional de Líneas de Cruceros (CLIA) y el Consejo Europeo de Cruceros (ECC). 

En la resolución emitida, la Comisión de Seguridad Marítima de la IMO solicita que esta recomendación se realice con carácter voluntario y “con la mayor urgencia y eficiencia” y que contemple las recomendaciones que enumera. Estas medidas coinciden con las normas ya anunciadas por CLIA y ECC y estaban siendo ya implementadas por todas las compañías pertenecientes a ambas asociaciones.

Las nuevas normas se enmarcan dentro del anuncio realizado por la industria el pasado 27 de enero de la puesta en marcha de una Revisión de la Seguridad Operacional del Crucero en respuesta al accidente del Costa Concordia y como parte de los constantes esfuerzos constantes para revisar y mejorar los protocolos de seguridad.

1. Política de simulacro. Los requisitos legales actuales para realizar una reunión de simulacro con los pasajeros pueden encontrarse en el SOLAS y establecen que debe realizarse una reunión de simulacro dentro de las 24 horas del embarque de los pasajeros. El sector de los cruceros, sin embargo, ha superando estos requisitos al exigir que se realice una reunión de simulacro obligatoria para los pasajeros embarcados antes de abandonar el puerto.

2. Planificación de la ruta. Hasta ahora las compañías de cruceros han seguido las recomendaciones de la IMO en materia de planificación de rutas. Sin embargo, ahora la industria considera que esta medida debe ser un requisito mínimo obligatorio y debe tener presencia destacada entre las “buenas prácticas” de la Guía de Protocolos en el Puente de Mando que recoge la Cámara Internacional de Navegación (ICS). Además, todos los planes de ruta deberán ser explicados minuciosamente a todos los miembros de la tripulación en el puente del mando antes de su puesta en marcha. Así mismo, el plan de ruta deberá ser diseñado por un el oficial designado y aprobado por el capitán. 

3. Acceso del personal al puente de mando. Para minimizar en lo posible las irrupciones o distracciones innecesarias en el puente de mando, hemos adoptado un nuevo protocolo por el cual el acceso al puente de mando se limitará al personal con funciones operativas durante el tiempo que duren las maniobras de carácter restringido o cuando se requiera incrementar la vigilancia.

4. Chalecos salvavidas. A partir de ahora, además de disponer de chalecos salvavidas para todas las personas que se encuentran a bordo como obliga la normativa, habrá que llevar salvavidas adicionales para adultos por encima de los requisitos establecidos legalmente. Así, el número de salvavidas adicionales no deberá ser inferior al total de personas alojadas en las zonas de mayor ocupación en las zonas verticales en las que se divide el barco. De esta forma se asegura que el número de salvavidas a bordo excede de lejos el número de personas que viajan a bordo. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada