lunes, 21 de marzo de 2011

SWISS reporta un sólido beneficio operativo de 368 millones de Francos Suizos (CHF)



Tras un año exigente y desafiante, Swiss International Air Lines (Group) ha registrado un beneficio operativo de 368 millones de Francos Suizos (CHF) en 2010. Este resultado, comparado con los 146 millones de Francos Suizos (CHF) de beneficio operativo obtenidos en 2009, ha sido alcanzado a pesar de que los ingresos descendieron en 30 millones de Francos Suizos (CHF), debido a la crisis provocada por la nube volcánica de ceniza, así como a la fortaleza del Franco Suizo y al incremento de los precios del combustible. El total de ingresos de actividades de explotación alcanzaron los 4.774 millones de Francos Suizos, lo que supone una mejora del 9% respecto a 2009. SWISS generó un beneficio operativo de 135 millones de Francos Suizos durante el último trimestre de 2010. El negocio de carga de Swiss World Cargo ha supuesto una considerable contribución a los resultados globales, manteniendo unos resultados constantes a lo largo del periodo de doce meses.

SWISS registró un índice de ocupación de asientos de un 82,3%, un nuevo record para la compañía y para la aviación suiza (el índice de ocupación de asientos de 2009 alcanzó el 80,1%). Los más de 14 millones de pasajeros transportados en 2010 suponen también el mayor volumen de pasajeros que la compañía ha trasladado desde su fundación en 2002.

‘2010 fue un buen año para SWISS’, afirma el CEO de SWISS, Harry Hohmeister. ‘Tras un duro comienzo de año con el contratiempo de la nube volcánica de ceniza, fuimos capaces de reportar unos resultados sólidos en la segunda mitad del año. También observamos pruebas evidentes de que nuestros esfuerzos, basados en el producto y el servicio al cliente, están siendo fructíferos’.

A pesar de los alentadores resultados, Hohmeister se muestra entusiasta al destacar la importancia de mantener la flexibilidad del negocio, así como la disciplina de costes. ‘No debemos flaquear en nuestra gestión de costes’, señala, ‘debemos ajustar todas nuestras acciones y actividades a un mercado, que probablemente aumente su volatilidad – en parte a través de factores externos como el precio del petróleo y las tendencias del tipo de cambio y, por otra parte, por el propio desarrollo del mercado, ya que las reservas de los clientes cada vez son más difíciles de predecir. Los recientes acontecimientos sucedidos en la región del Magreb y en Japón reflejan la importancia de la flexibilidad’.

SWISS ha ampliado su capacidad en un 4,4% en 2010 un 3,4% en Europa y un 4,9% en rutas intercontinentales. El sector de larga distancia vio una recuperación de la demanda con respecto a los niveles observados en el inicio de la crisis financiera. La ruta Zúrich-San Francisco, operada desde el pasado mes de junio, mostró un volumen de negocio favorable desde el primer mes. ‘Estamos encantados de haber satisfecho aquí una necesidad del cliente’, comenta Hohmeister. ‘El índice de ocupación de la ruta está muy por encima de nuestras expectativas’.

En la red europea, sin embargo, que ha visto un aumento tangible en la competencia con otros operadores, los rendimientos tienen todavía que recuperarse de los últimos niveles observados durante la crisis de 2009. ‘En vista de esto, nuestro negocio europeo se mantiene como foco de las próximas acciones’, confirma Hohmeister. El CEO de SWISS se muestra cautelosamente optimista para 2011. ‘El año tuvo un inicio bastante decepcionante’ reconoce, ‘y cada vez es más difícil hacer pronósticos fiables, dado el aumento de las fluctuaciones que se observan en nuestro negocio. Tenemos la intención de emular los resultados del año pasado’.

‘Dada la alta volatilidad de los mercados, mantener nuestra estructura de costes es uno de nuestras tareas primordiales’, añade el CFO, Marcel Klaus. ‘Flexibilidad, variabilidad y velocidad de ejecución son las claves de un desarrollo corporativo sostenible’.



Cifras de tráfico:
SWISS transportó 14.168.718 pasajeros en 2010. El incremento del 2.8% sobre los 13.783.632 pasajeros de 2009, supone la primera vez que la compañía transporta más de 14 millones de pasajeros en un año desde su fundación. La capacidad adicional (alcanzando un incremento del 4.4% en términos de asientos disponibles por kilómetro) ha sido cubierta por el mercado: el índice de ocupación del 82.3% ha sido el más alto alcanzado en la historia de SWISS. La totalidad de vuelos operados vio un modesto incremento del 3.6%, alcanzando los 141.405 vuelos. SWISS también dio la bienvenida a su pasajero número 100 millones desde su fundación el 19 de octubre de 2010.

El índice de ocupación de asientos en las rutas intercontinentales aumentó del 83.2% de 2009 hasta el 86.8% en 2010. Mientras que en los servicios de larga distancia la disponibilidad de asientos por kilómetro (ASK) aumentó un 4.9% con respecto al año anterior, el volumen total de ingresos por pasajeros y kilómetro (RPK) aumentó un 9.5%. En la red europea, la disponibilidad de asientos por kilómetro se situó un 3.4% por encima de su nivel respecto al año anterior, mientras que el volumen del RPK aumentó un 2.6%. El índice de ocupación de asiento para Europa se mantuvo prácticamente sin cambios, con un 73.5%.

El negocio de carga Swiss WorldCargo mostró tendencias muy alentadoras. El índice de carga (por volumen) para el año se situó en un 82.9%, una mejora de 12.2 puntos porcentuales respecto a 2009, año en el que se situaba en 70.7%.



Durante el cuarto trimestre de 2010, SWISS ha aumentado su capacidad total un 9.5% (un 1,2% en Europa y un 14% en rutas intercontinentales), comparado con el ejercicio anterior. 3.59 millones de pasajeros volaron con SWISS durante el período Octubre-Diciembre, un 2.1% más que en el cuarto trimestre de 2009. El índice de ocupación de carga (por volumen) alcanzó el 82.8%, un aumento de 0.9 puntos porcentuales respecto al ejercicio anterior.

Personal:
SWISS continúa siendo un generador clave de empleo y negocio. El equipo de trabajo de SWISS estaba formado por 7.506 empleados a 31 de diciembre de 2010 (comparado con los 7.342 a finales de 2009). El total de posiciones equivalentes a tiempo completo fue de 6.140 (comparado con las 5.945 existentes a finales del año anterior). La compañía reclutó más de 500 nuevos empleados, principalmente en su cuerpo de tripulación de vuelo. Gracias al mantenimiento de una política de crecimiento de negocio sostenible, SWISS pretende seguir creando y asegurando empleo. Los planes de expansión de la flota de SWISS a partir de 2012 crearán directamente alrededor de 600 nuevas posiciones en la compañía, e indirectamente generarán más de 2.000 puestos de trabajo entre proveedores y el sector turístico en general.

Otras noticias de la compañía:
Principales premios del cliente:
Una vez más, SWISS ha recibido diversos premios y distinciones por la gran calidad de sus productos y servicios en el curso del año. Los lectores de Which?, la revista de consumo de mayor circulación de Reino Unido, votó a SWISS como la mejor aerolínea de entre 18 compañías europeas. En  mayo, SWISS fue galardonada con el premio Skytrax World Airline Award 2010 por la excelencia del servicio por parte de sus empleados en Europa. Esta distinción se basó en un estudio entre millones de pasajeros en 100 países. En junio, SWISS fue nombrada ‘Mejor aerolínea de Europa’ en la clasificación anual de aerolíneas de la revista suiza de negocios Bilanz.

Inversiones en flota y producto:
SWISS sigue adelante con su programa global de inversión en flota y producto, para mantener así la competitividad y reafirmar su posición a largo plazo en el mercado. La actual renovación de la flota del nuevo Airbus A330-300 se completará esta primavera con la entrega del décimo Airbus A330-300. A mediados de 2011, la flota de Airbus A340 será equipada totalmente con la nueva Business Class. La totalidad de la flota de larga distancia contará con cabinas de última generación de SWISS Business, mientras la flota del Airbus A330-300 presumirá del interior de First Class.

Una nueva fase para el aumento de la flota comenzará en 2012, cuando se añadirán cinco Airbus A330-300, dos Airbus A320 y dos Airbus A321. En 2014, SWISS comenzará a reemplazar la flota entera de Avro RJ con 30 aviones de la nueva serie Bombardier CS, más sostenible y silenciosa.

Inquietud medioambiental:
SWISS ha reducido en 2010 su consumo de combustible por 100 pasajeros- kilómetros en un 3,9%, en comparación con los niveles de consumo del año anterior. El consumo propio de la aerolínea se ha reducido de 4.52 litros por 100 pasajeros-kilómetros del 2002 a 3.73 litros. La aerolínea está firmemente comprometida en mejorar su eficiencia ecológica, invirtiendo en tecnologías que permitan la reducción de emisiones, llevando a cabo decisiones operativas y garantizando la mayor capacidad de carga posible en sus vuelos.

Puntualidad afectada por la nieve y la nube volcánica de ceniza:
Las operaciones de 2010 se vieron fuertemente afectadas por un elevado número de factores externos, especialmente por la erupción del volcán islandés en abril. La nube de ceniza provocada por éste supuso la cancelación de 1.885 vuelos, afectando a 202.184 pasajeros, con una pérdida de ingresos para SWISS de 60 millones de Francos Suizos (CHF), así como30 millones de Francos Suizos en los resultados globales. SWISS también sufrió un descenso en sus niveles de puntualidad anuales: el 79,9% del total de vuelos despegó dentro de los 15 minutos permitidos en los horarios de salida, comparado con el 84,4% en 2009. Esto se debe en parte a las grandes nevadas de enero, febrero y diciembre, así como al incremento de las huelgas en Europa y a un aumento general del volumen de tráfico, que supuso una gran presión para la capacidad de los aeropuertos y el tráfico aéreo. La nube de ceniza volcánica tuvo también un impacto negativo en la puntualidad, ya que los vuelos en mayo tuvieron que ser desviados. La puntualidad en el último trimestre se situó en un 77,2%, en comparación con el 81% obtenido durante el mismo periodo del año anterior.

Noticias de la red:
SWISS está constantemente adaptando su red y modificando su producción en respuesta a las circunstancias actuales y a la demanda. Los vuelos desde Zúrich se incrementaron con nuevas frecuencias diarias a Estocolmo, Valencia y Belgrado desde el pasado 17 de diciembre. SWISS también añadió el servicio de Ginebra a Madrid dos veces al día, así como la tercera frecuencia entre Ginebra y Barcelona. SWISS también ha estado operando un vuelo directo entre San Francisco y Zúrich, seis veces a la semana desde principios del mes de junio. Esta ruta intercontinental está registrando altos índices de ocupación, que han superado las expectativas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada