jueves, 16 de diciembre de 2010

Yogyakarta (Indonesia) celebra la reactivación del turismo tras la erupción volcánica

Templo Borobudur

La ciudad indonesia de Yogyakarta y las zonas circundantes ya gozan de seguridad y plena accesibilidad turística tras la erupción del cercano volcán del monte Marapi el pasado mes de octubre. La mayor parte de las infraestructuras turísticas no se han visto afectadas por la erupción, y la pronta respuesta de las autoridades indonesias y la comunidad internacional ha permitido un rápido retorno a la normalidad. La OMT ha mantenido un contacto estrecho con el Ministerio de Cultura y Turismo de Indonesia con miras a minimizar los efectos en el sector turístico de la región.

«He constatado con satisfacción que la infraestructura turística está intacta y no se perciben rastros de ceniza en el aire», declaró el Sr. Márcio Favilla, Director Ejecutivo de la OMT, de visita en la región. «Yogyakarta está preparada para el retorno del turismo, como puso de manifiesto la lograda celebración esta semana de la Conferencia mundial sobre cultura, educación y ciencia, a la que asistí», añadió.

La OMT pudo confirmar que las infraestructuras básicas, como los hoteles, restaurantes y carreteras, están intactas, y que el aeropuerto internacional Adi Sucipto de Yogyakarta está abierto y plenamente operativo. Prueba de ello es que la Conferencia mundial sobre cultura, educación y ciencia, que se celebró en Yogyakarta (5-8 de diciembre), contó con la presencia de más de 800 participantes de unos 20 países.

El número de llegadas de turistas internacionales aumentó en Indonesia un 14% en septiembre de 2010, y el país registró cifras positivas en 2009 a pesar de la crisis económica mundial. La OMT apoya plenamente a Indonesia, que lleva camino de consolidarse como uno de los principales destinos turísticos del Asia Sudoriental.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada