lunes, 15 de noviembre de 2010

Sol Meliá gana 72 millones de euros (+51%) en los 9 primeros meses del año y apunta un moderado optimismo



- La compañía mejora su Ebitda hotelero por segundo trimestre consecutivo e incrementa sus márgenes operativos en 263 puntos básicos en el tercer trimestre.
- El RevPAR crece por séptimo mes consecutivo y alcanza un incremento de 10,1% en el tercer trimestre.
- Sol Meliá confía en el cumplimiento de covenants financieros a fin de año.
- El crecimiento en fórmulas como management o franquicia (82%) permitirá la incorporación de 27 hoteles (un 9,5% de su cartera actual).

Sol Meliá presentó hoy los Resultados correspondientes a los 9 primeros meses de 2010, durante los que ganó 71,7 millones de euros frente a los 47,5 millones del mismo periodo de 2009, cumpliendo con las expectativas del mercado y registrando unos ingresos de 976,7 millones de euros, frente a los 899,9 millones ingresados en los primeros 9 meses del ejercicio anterior. El EBITDA crece un 16,5% situándose en 216,1 millones de euros, frente a los 185,5 del mismo periodo de 2009.
De manera paralela a la evolución del entorno macroeconómico global, la industria turística también ha superado las estimaciones realizadas, y así, la Organización Mundial del Turismo espera un incremento del 7% en la llegada de viajeros internacionales, mejorando su previsión del 4% para el ejercicio. Los datos que avalan esta tendencia de la industria son muy variados, destacando la recuperación del consumo en los Estados Unidos o la reactivación del segmento corporativo de los viajes de negocios, tanto individuales como de grupos.

Para Sol Meliá, las mejores noticias han venido de su gestión financiera - tras una prudente y eficaz gestión de la crisis - y de la evolución del negocio hotelero, que trimestre tras trimestre mantiene la tendencia al incremento del RevPAR (Ingreso Medio por Habitación), un crecimiento que fue del 7,7 %, acumulado hasta  septiembre. Esta tendencia se acentuó en el tercer trimestre, donde el RevPAR en las principales capitales españolas y europeas se incrementó en un 17,4%, y el de Latinoamérica-Caribe, tras mantenerse en negativo durante el primer semestre posterior a los terremotos de enero en Haití (- 6,3%) registró un incremento del 10,9%.

Durante los nueve primeros meses del año, el coste medio por estancia creció un 1,6% en el acumulado anual, y los márgenes operativos, duramente penalizados desde el comienzo de la recesión, mejoraron en 134 puntos básicos.

Respecto a los hoteles vacacionales españoles, Sol Meliá informó que el verano observó una recuperación significativa del RevPAR, que creció un 8,3% frente al leve incremento registrado en el primer semestre (+1,5%), imputable sobre todo a los resorts de las Islas Baleares y a la mejora en los precios.

Fortaleza financiera y Diversificación, bases del Crecimiento:
Sol Meliá espera cumplir sus covenants y seguir mejorando su balance; para ello ha renovado durante 2010 el 100% del importe de las líneas de crédito que expiraban durante los primeros 9 meses del año, y ha firmado cuatro préstamos por importe de 74 millones de euros para mantener el nivel de liquidez futura de la compañía, además de vender algunos activos como el hotel Sol Pelícanos Ocas de Benidorm. Esta liquidez alcanza hoy los 487,4 millones de euros, que garantizan la amortización de los compromisos de deuda contraídos hasta diciembre de 2012, cifrados en 379,9 millones de euros.

Sol Meliá está asimismo trabajando en el mantenimiento de la estructura actual de su deuda, que aprovechando la favorable situación de los tipos de interés, mantiene tipos de interés  fijo en el 60% de los préstamos.

Esta fortaleza, junto al reconocimiento internacional de sus marcas hoteleras, es la que ha permitido a Sol Meliá diseñar una estrategia de expansión internacional que, si bien prioriza el crecimiento mediante fórmulas poco intensivas en capital – como los contratos de gestión o las franquicias – no ha dejado de aprovechar las grandes oportunidades encontradas para adquirir activos estratégicos clave, como los procedentes de la crisis inmobiliaria: tal ha sido el caso de las dos últimas adquisiciones: el vanguardista  hotel ME Barcelona y el futuro hotel ME London, situado en el corazón financiero de Londres, cuyo diseño ha realizado el prestigioso estudio de arquitectura Foster & Partners.

El crecimiento de Sol Meliá, que mantiene actualmente 27 hoteles en proceso de incorporación - sumando 7.455 habitaciones, el 82% de las cuales funcionarán bajo contratos de gestión o franquicia - se focaliza para los próximos años en incrementar su presencia en las ciudades europeas clave, así como en Latinoamérica-Caribe, donde la compañía espera desarrollar el terreno que posee en México y, más adelante, el de Brasil.

Por otra parte, mercados como Estados Unidos o Asia-Pacífico cobrarán en 2011 una nueva prioridad dentro de la compañía: por lo que a los Estados Unidos se refiere, Sol Meliá ha incorporado ya un gran hotel de negocios en Atlanta, la “Capital del sur”, y gracias a su reciente alianza con Wyndham Hotel Group, el líder hotelero americano, acaba de firmarse el “Tryp New York by Wyndham”, que será la primera incursión de la marca TRYP en Norteamérica (hasta ahora, TRYP estaba presente en diversos países de Europa y Latinoamérica) .

En cuanto al emergente mercado asiático, Sol Meliá celebrará este mes de diciembre el 25 aniversario del hotel Meliá Bali, el primer establecimiento internacional que abrió la compañía española; celebración que coincidirá con una reorientación y reforzamiento de su estructura corporativa y comercial en el continente asiático. En un contexto de desplazamiento de los flujos de capital y de turistas hacia oriente, y ante el acelerado desarrollo de la región,  la hotelera vuelve a situar un foco estratégico para su expansión en países como Indonesia, Vietnam, Tailandia y, desde luego, China.

Tendencias y previsiones en positivo:
El informe de resultados constata la confirmación de una serie de tendencias que justifican el moderado optimismo de la compañía, que basa su cautela ante el futuro en tres factores fundamentales: la todavía escasa visibilidad sobre el alcance y ritmo de la recuperación internacional, los altos niveles de desempleo que se siguen verificando en las principales economías y el impacto económico de las medidas de ajustes que han tenido lugar en mercados emisores como Reino Unido y Alemania.

En cuanto a las previsiones, la compañía espera que en el futuro se mantenga la evolución positiva del negocio y, en especial, el factor precio seguirá ganando importancia en esta evolución. Por mercados, la mejora del consumo en Norteamérica avanza un primer trimestre positivo para el año 2011, así como para los hoteles de Latinoamérica-Caribe y las ciudades europeas, especialmente gracias a la reactivación de los viajes y grupos de negocios. En cuanto a España, los segmentos de Negocios y de Ocio urbano alumbran una clara mejora en Madrid y Barcelona, y una evolución menos previsible en otras ciudades, mientras que las negociaciones con los Tour Operadores en curso apuntan a un incremento de reservas para el invierno de 2011 y a un ligero incremento de los precios para el próximo ejercicio.

Sol Meliá enfatizó que su “optimismo moderado” se fundamenta sobre todo en la positiva evolución del negocio esperada para el ejercicio 2011 - la compañía proyecta un crecimiento global del RevPAR estimado en un dígito medio para el ejercicio - considerando que continúe y se consolide la recuperación iniciada por los principales mercados, así como en la fortaleza financiera ya descrita, que le permitirá seguir incrementando su presencia en los mercados clave a través de hoteles, en muchos casos, emblemáticos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada